El turista australiano que fue apuñalado regresó a su hogar antes de la cuarentena

Terrence Bulmer, de 65 años, había sido atacado en la Facultad de Derecho y se salvó de milagro.

El turista australiano Terrence Bulmer, de 65 años, permaneció bajo coma farmacológico y con asistencia respiratoria durante casi tres semanas. Para salvarle la vida, médicos del hospital Fernández debieron realizar un intenso pero eficaz trabajo con el cual lo lograron. El hombre pudo evolucionar y completó su rehabilitación en una clínica privada. Tras ser dado de alta, logró retornar a Australia días antes que el presidente Alberto Fernández decretara la cuarentena en nuestro país por la Pandemia del Coronavirus que afecta al mundo. Durante su recuperación fue visitado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y vicejefe Diego Santilli y agradeció a la Defensoria del Turista por su ayuda y colaboración.

Cabe recordar que Bulmer estaba de vacaciones en enero pasado en la Ciudad junto a su esposa y un par de amigos previo a un crucero que pensaban realizar a La Antártida. En las primeras horas de la mañana del 18 de enero decidió salir por Palermo a hacer ejercicio físico, circunstancia en que fue sorprendido frente a la Facultad de Derecho por un delincuente que quiso robarlo y al no poder concretar su cometido le provocó una herida de arma blanca en la zona del corazón.

Personal de la Policía porteña encontró al australiano tirado en el suelo y rápidamente fue derivado al hospital Fernández, donde los médicos lograron salvarle la vida a pesar de la gravedad del cuadro que presentaba.

Definitivamente, Bulmer había sufrido una herida cortante en el mismo corazón.

Los médicos lograron contener la urgencia, mantuvieron con vida al turista cuando las posibilidades de supervivencia parecían remotas y se iniciaba el largo proceso de recuperación. Bulmer sería sometido a un coma farmacológico en el que permanecería durante al menos dos semanas.

En el interín de la incertidumbre por la recuperación, las fuerzas de seguridad porteña desplegaron un operativo para dar con los responsables del ataque. Así, al cabo de cinco días del hecho, la Policía de la Ciudad ya había detenido a tres sospechosos: dos hermanos de 20 y 21 años y un tercer hombre, cuya edad no fue revelada.

En medio del proceso de la curación de la herida cardíaca, Bulmer sufrió un cuadro de neumonía del cual también debió ser atendido con un respirador mecánico.

A comienzos de febrero, Terrence Bulmer abandonó el coma farmacológico, no necesitó más de la asistencia respiratoria y se encaminó hacia la recuperación definitiva de sus heridas. Mientras tanto su esposa fue contenida y recibió ayuda del Gobierno porteño, la Defensoría del Turista dependiente de la Defensoría del Pueblo y de la Embajada de Australia.

El 12 de febrero, pudo abandonar el hospital Fernández y fue trasladado a una clínica privada de rehabilitación en el barrio de Belgrano, ya que en un comienzo no podía ni caminar. Durante esa etapa fue visitado por Rodríguez Larreta y Santilli. También hizo llegar su agradecimiento al Defensor del Pueblo Adjunto, Carlos Palmiotti, y su equipo a cargo de la Defensoría del Turista , así como al personal del Hospital Fernández y de la Policía de la Ciudad.

El 22 de febrero, las autoridades de la clínica resolvieron que Bulmer podía recibir el alta. Días después se lo trasladaría junto a su mujer al aeropuerto de Ezeiza para tomar un vuelo de regreso a su país.

Fuente: Noticias Urbanas