El damnificado fue un hombre de 66 años que paseaba por San Telmo mirando un mapa en su teléfono celular. El delincuente, un uruguayo de 35 años que posee antecedentes por “lesiones agravadas por el vínculo y resistencia a la autoridad”. Aquí, el video de su detención.

En la tarde de ayer, la Policía de la Ciudad atrapó en Constitución a un delincuente uruguayo que le había sustraído un celular a un turista alemán en el barrio San Telmo.

La víctima resultó ser un hombre de 66 años, quien recorría el casco antiguo de San Telmo mirando un mapa en el teléfono cuando fue abordado por el ladrón. Llegó al país a principios de mes, y en el día de hoy viajaba a Montevideo, y planeaba regresar a Buenos Aires en el fin de semana.

El robo ocurrió en la esquina de Cochabamba y Chacabuco. Allí, un taxista vio cómo el ladrón, después de forcejear con el turista, subió a un Chevrolet Prisma negro -que luego se comprobó era de su propiedad- y salió raudo con el botín.

El chofer que presenció el robo comenzó a seguir al automóvil, y en el camino, al divisar a un oficial de la Policía de la Ciudad, le dio aviso. El personal de calle de la Comisaría Vecinal 1E abordó el taxi en Chacabuco al 1300, y persiguieron al Prisma mientras daba aviso por radio para que se sumaran móviles de esa seccional para cercar al auto del atacante.

La detención se produjo luego de una breve persecución, cuando el delincuente fue interceptado en la avenida Garay y Lima Este, a metros de la estación de trenes Plaza Constitución.

Una vez detenido, los oficiales procedieron a realizar, testigos mediante, la requisa del vehículo, y hallaron el teléfono sustraído y un cuchillo.

En cuanto al delincuente, un uruguayo de 35 años que poseía documento argentino, la Fiscalía en lo Criminal y Correccional 26, a cargo del doctor Patricio Lugones, dispuso trámite de flagrancia y su detención.

El ladrón tenía antecedentes. El 30 de octubre de 2018 fue condenado a seis meses de prisión por lesiones agravadas por el vínculo y resistencia a la autoridad, según informaron fuentes judiciales. La pena, al ser menor a los tres años, estaba en suspenso.

Para el hecho producido ayer, el artículo 164 prevé una pena que va desde un mes a seis años. Hoy será indagado en la fiscalía.Este verano sucedieron otros hechos delictivos contra turistas. El 20 de enero a las 7 de la mañana, Terence Bulmer, un australiano de 67 años, fue apuñalado por un hombre que lo hirió a la altura del pecho mientras hacía actividad física en las inmediaciones de la Facultad de Derecho. Fue operado en el Hospital Fernández y estuvo varios días internado en terapia intensiva.

Recibió asistencia del equipo de la Defensoría del Turista de la Ciudad. La investigación del caso recayó en la Unidad Funcional de Instrucción N° 12 de la Capital Federal, a cargo de Martín López Perrando, y la causa se caratuló por “robo y lesiones”. Tres hombres fueron detenidos por el ataque.

A mediados de diciembre, un turista británico de 50 años murió tras ser baleado en el pulmón junto a su hijo, de 28, en la puerta del hotel Faena en Puerto Madero a plena luz del día. Derivado al hospital Argerich, falleció poco después de llegar.

 

Fuente: INFOBAE