Descargar PDF de la Nota

Sus principales víctimas eran turistas y ancianos. Valiéndose de una amplia gama de billetes falsos –pesos y dólares– "made in casa", una banda había montado un aceitado mecanismo de estafas en Capital Federal. La moneda falsificada era confeccionada en casas particulares con programas informáticos de diseño y escaneo de billetes reales y terminaba en manos de los incautos gracias al servicio de una legión de taxistas bien entrenados que buscaban a sus presas por las calles de Buenos Aires.

Punto clave. Una de las paradas donde actuaban los taxistas detenidos era la de Florida y Córdoba.

Así lo determinó el juez federal de Claudio Bonadio, luego de una investigación de dos años iniciada en marzo de 2011 por la denuncia de un turista brasileño al que un taxista le dio un billete falso de 100 pesos. Pero el gran golpe contra la organización fue a fines de 2012, momento en que se concretaron 29 allanamientos y se secuestró gran cantidad de moneda falsa, entre la que había centenares de billetes de 100 pesos con la imagen de Evita –les decían "los de la dama"–, plantillas para hacerlos y decenas de hojas tamaño A4 impresas con los billetes aún sin recortar.

Sólo en uno de los procedimientos incautaron $ 250.000 y US$ 13.000.

Ahora, el juez procesó –con prisión preventiva y por diversos delitos, entre ellos "asociación ilícita"–a 25 integrantes de la banda, entre ellos cinco mujeres y once taxistas. En la resolución de 200 páginas –a la que accedió Clarín – queda en evidencia cómo era el recorrido de los billetes desde su fabricación hasta su entrada en el mercado.

Todo funcionaba como un pasamanos de venta y reventa. El primer eslabón eran los falsificadores, que confeccionaban de manera casera billetes cuya calidad variaba mucho.

"Che Jesús... te fui a ver el sábado... fui a ver a éste a la estación de servicio. ¿Sabés lo que me dio? Papel higiénico, papá... estaban todos mal cortados... me parece que se está pasando de vivo este chabón" , se queja un taxista a uno de los proveedores, en una de las cientos de escuchas telefónicas del caso.

El chofer hacía referencia a una estación de servicio de gas del barrio de Villa Crespo –parada habitual de taxistas– que, se descubrió, funcionaba como "oficina" de los distribuidores mayoristas de billetes. Estos estafadores integraban l a célula intermedia de la banda: el falsificador les vendía a ellos, que a su vez le revendían a los taxistas.

Un billete falso de 10 pesos le costaba al distribuidor entre 1,4 y 2 pesos –dependiendo del grado de confianza y amistad que tuviera con el fabricante– y éste a su vez lo vendía a los taxistas a unos 2,50 pesos. Los taxistas –tercera célula de la organización– se los entregaban a los turistas y ancianos como si fueran buenos. También iban de madrugada a la salida de los boliches y se aprovechaban de los jóvenes que salían alcoholizados para engañarlos.

Sus paradas preferidas eran: la que está cerca del puerto de cruceros de la ciudad, en avenida de los Inmigrantes y Ramón Castillo –donde uno de los integrantes de la banda actuaba como "subdelegado" de la parada–; y la de Florida y Córdoba, entre otras.

Las tarifas de la reventa de billetes falsos también quedaron expuestas en las escuchas. En un diálogo entre dos taxistas involucrados quedaron claras. Uno de ellos quería comprar moneda falsa pero de baja denominación, porque no se atrevía a "pasar" los billetes de 100:

–¿Cuánto están los de 10?

–Los de 10 creo que están 2,50 pesos.

–Ahhh ¿y los de 20?

–De los de 20 creo que están a 4 y los de 50, a 16 pesos.

–Ahhh, así voy preparando la plata, ya voy calculando cuánto le pido.

–Le llevás una gamba ($100) ¡sabés cuánto te traes con una gamba!

Para los taxistas los billetes falsos resultaban un negocio redondo (ver "¿Quién...), pero también arriesgado. En otro diálogo, dos involucrados se mostraban preocupados por algunas detenciones policiales: –Reventaron una parada en Córdoba y Florida... engancharon a tres con papel.

Uhhh, qué cagada.

–Se va a poner picante, porque están por todos lados estos papeles, muchas denuncias (....) no da para meter billetes porque vamos todos presos.

–Y sí, tenés razón... tené cuidado.

Ante los inconvenientes, los taxistas encontraron una solución. Por un tiempo suspendieron el negocio de billetes falsos y se concentraron en otra trampa, muy tradicional: el "piripipí", un sistema para acelerar el reloj del taxi.

Notas anteriores relacionadas con el tema:

Informe de Gestión de 2011

Viajes largos o billetes falsos, los "vicios" de los taxistas

Diario Clarín

Alertan a turistas brasileños de las trampas de taxistas


Fuente: Diario Clarín

26 de Enero de 2013

Manifiesto de Turismo Accesible

OMT

Logo Organizacion Mundial de Turismo

Guía de Turismo Integral

Descargar la guía de Turismo Integral de la Defensoría del Turista

Cuanto más te Informas, Mejor Viajas"

 'Cuanto Más te Informas , Mejor Viajas'

Sedes

Sede San Telmo

 
 
Defensa 1250
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel. (54911) 2017–6845
Radio 54* 157 * 667
Defensa 1302
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel. (5411) 4307 5102/4646
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Sede Palermo

 
Beruti 3345
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel. (5411) 4014-1949
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Sede Recoleta

 
 
Presidente. Juan M. Quintana y Presidente R. M. Ortiz
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel. (54911) 2017–6849
Radio 54 * 157* 965
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Sede La Boca

 
 
Av. Pedro de Mendoza 1835
(Museo Benito Q. Martín)
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel. (5411)4302-7816
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Sede Cruceros

 
 
Av. Ramón Castillo y Av. de los Inmigrantes
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel. (5411) 2027-8203
Radio 54*157*85

Sede Puerto Madero

 
 
Av. Alicia Moreau de Justo 200 (Dique 4)
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
(54911) 2017-6846
54*157*797
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.