El año del turismo sostenible

La celebración del Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo es una oportunidad única para comenzar a interiorizarse sobre el tema. La Defensoría del Turista de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires te cuenta lo que tenés que saber sobre la sostenibilidad en el turismo. 

 

Primero y principal vale la pena explicar a que se define turismo sostenible.Dicho sencillamente, el turismo sostenible puede ser definido como: “El turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”.

Las directrices para el desarrollo sostenible del turismo y las prácticas de gestión sostenible se aplican a todas las formas de turismo en todos los tipos de destinos, incluidos el turismo de masas y los diversos segmentos turísticos. Los principios de sostenibilidad se refieren a los aspectos medioambiental, económico y sociocultural del desarrollo turístico, habiéndose de establecer un equilibrio adecuado entre esas tres dimensiones para garantizar su sostenibilidad a largo plazo.

Se  deben tener en cuenta las tres dimensiones del turismo sostenible:

1)  Dimensión ambiental: significa procurar hacer un uso racional de los recursos medioambientales, que son un elemento fundamental del desarrollo turístico, manteniendo los procesos ecológicos esenciales y ayudando a conservar los recursos naturales y la diversidad biológica.

2)  Dimensión sociocultural: se orienta a respetar la autenticidad sociocultural de las comunidades anfitrionas, conservar sus activos culturales y arquitectónicos y sus valores tradicionales, y contribuir al entendimiento y la tolerancia intercultural.

3)  Dimensión económica: asegurar unas actividades económicas viables a largo plazo, que reporten a todos los agentes, unos beneficios socio-económicos bien distribuidos, entre los que se cuenten oportunidades de empleo estable y de obtención de ingresos y servicios sociales para las comunidades anfitrionas, y que contribuyan a la reducción de la pobreza.

El desarrollo sostenible del turismo exige la participación informada de todos los agentes relevantes, así como un liderazgo político firme para lograr una colaboración amplia y establecer un consenso. El logro de un turismo sostenible es un proceso continuo y requiere un seguimiento constante de sus incidencias, para introducir las medidas preventivas o correctivas que resulten necesarias.

El turismo sostenible debe reportar también un alto grado de satisfacción a los turistas y representar para ellos una experiencia significativa, que los haga más conscientes de los problemas de la sostenibilidad y fomente en ellos unas prácticas turísticas sostenibles.

Para que el turismo tenga efectos positivos, debe estar planificado y gestionado sosteniblemente. El turismo puede:

  • Ser una fuente importante de ingresos para la economía de un país, estimular la creación de empresas y de empleos, fomentar la inversión y dinamizar las economías locales y regionales.
  • Revalorizar y contribuir a la conservación del patrimonio natural y cultural, generando a su vez los recursos necesarios para su protección.
  • Estimular la construcción de infraestructura de servicios y de comunicaciones que beneficie mutuamente a visitantes y comunidades anfitrionas.
  • Potenciar la comprensión internacional, favoreciendo la tolerancia y la paz entre culturas y sociedades distintas.

Fuente: UNTWO